Post-partido: Atlético de Madrid 3-0 Getafe

El Atlético de Madrid ganó esta mediodía, de manera brillante, el derbi frente al Getafe de Luis García Plaza. Y eso que los rojiblancos salieron al encuentro con ciertas dudas, siendo puestos a prueba en algunas acciones de contrataque que lograron encontrar los azulones durante los primeros minutos. Pero el gol de Salvío en el minuto 23, como bien apuntó Luis García en la rueda de prensa posterior al choque, cambió el guion del partido, cediendo el control del mismo al Atlético. A partir del tanto del argentino, los rojiblancos demostraron mayor capacidad para jugar entrelineas, siendo capaces de penetrar el disciplinado sistema táctico de los azulones. El partido transcurrió por la misma línea en los minutos iniciales de la segunda mitad, pero los cambios ofensivos que realizó Luis García en busca del empate debilitaron el sistema defensivo del Getafe, permitiendo al Atlético encontrar mayores en ataque, los cuales fueron aprovechados por los rojiblancos para terminar goleando a los azulones en la segunda parte.

Fase ofensiva

Como podemos observar en el dibujo de la parte superior, Simeone apostó por una variante ofensiva que le permitiera tener una buena ocupación de espacios en ataque. Y es que, colocó a Salvío y Filipe pegados a los costados, manteniendo a cuatro futbolistas en la zona central (Gabi, Mario, Diego y Arda), para tener mayor consistencia en el juego interior. ¿Objetivo? Lograr romper la segunda línea de presión del Getafe por el centro, para acabar aprovechando los espacios exteriores mediante la profundidad que ofrecían Salvío y Filipe por los costados. ¿Funcionó? Los tres goles del Atlético llegaron tras centros al área desde los costados.

Fase defensiva

El técnico argentino dispuso de dos planteamientos muy distintos en fase defensiva a lo largo del partido. Comenzó con un 1-4-4-2, en el que dos jugadores quedaron libres de responsabilidades defensivas en el repliegue (Salvío y Falcao), para poder tener mayor velocidad y capacidad de desequilibrio en ataque tras recuperar el esférico. Una vez alcanzada la ventaja en el marcador, Simeone apostó por un sistema defensivo que incluía un futbolista más en el repliegue (Salvío), para cerrar aun mejor los espacios en defensa y evitar que el Getafe encontrara profundidad en ataque. El juego desplegado en la segunda mitad y el resultado final prueban la validez del planteamiento.

Rotaciones inteligentes

Era evidente que Simeone debía rotar en vistas del partido del próximo jueves. Pero ninguna de sus rotaciones fue producto de la casualidad. El entrenador argentino fue muy inteligente a la hora dar descanso a dos de los jugadores habituales (Miranda y Adrián) y suplirlos por otros dos (Perea y Salvío) que, en este partido, le podían ofrecer mucho más al equipo. ¿Por qué? El Getafe es un equipo que suele jugar replegado, en busca de recuperar el balón y hacer daño a sus rivales a la contra. La clave de los equipos que ceden la iniciativa es que suelen cerrar los espacios interiores, ‘regalando’ metros por las bandas. La inclusión de Salvío (6 goles en los últimos 9 partidos) le permitió al Atlético explotar esos espacios precisamente. Por otra parte, el aspecto más destacado en ataque de los de Luis García es la velocidad, por lo cual, la inclusión de Perea en lugar de Miranda estuvo completamente justificada. ¿Godín por Domínguez? Simeone afirmó en la rueda de prensa posterior al partido que le gusta rotar a los dos centrales en vez de uno solo.

Partidazo de Mario Suarez

Si bien la participación de Mario fue relevante ante el Hannover, podemos afirmar que el rendimiento que ofreció ayer fue incluso decisivo. El ex del Mallorca trabajó con mucha contundencia en defensa, y ofreció mucho oxigeno a los suyos en las transiciones ofensivas. Tanto es así, que fue el principal responsable de que ayer, por fin, Arda y Diego pudieran jugar en tres cuartos de campo en vez de en el centro. El de Alcobendas se adueño de la media, trabajando con un sentido táctico y una intensidad muy poco habitual en él. Uno de los aspectos más destacados de su juego fueron las faltas tácticas. El canterano cortó el juego en 5 ocasiones, todas ellas en situaciones donde el Getafe había superando a la segunda línea rojiblanca y se disponía a crear una situación de 4 contra 4 ante nuestra línea defensiva. La recuperación de Tiago puede haber sido la clave de este cambio de mentalidad que está experimento el canterano en los últimos partidos. En cualquier caso, ante la ausencia de Gabi, necesitaremos su mejor versión ante el Hannover el próximo jueves.

Partidazo de Filipe Luis

Si bien suele ser Juanfran habitualmente el que se encarga de cumplir con la función de lateral ofensivo en el Atlético de Simeone, la disposición táctica de ayer (Salvío extremo) exigía esa labor a Filipe Luis. A pesar de tener ciertas dificultades para frenar las incursiones de Pablo Sarabia por su banda en los primeros minutos, el ex del Deportivo acabó firmando uno de sus mejores partidos con la camiseta del Atlético de Madrid. Aparte de la asistencia de gol a Salvío, realizó alguna acción brillante en ataque y dio una segunda asistencia que estuvo cerca de convertirse en el gol de Falcao mediada de la segunda mitad. En vistas de la ausencia de Juanfran para el partido ante el Hannover, necesitaremos una vez más la mejor versión del brasileño en ataque ante un equipo alemán que tiene sus principales debilidades por el sector derecho de su defensa.

Por otra parte, cabe destacar que la participación ofensiva de los laterales es otro aspecto en el que Simeone ha mejorado al equipo. De hecho, 5 de las 6 asistencias (3 cada uno) que han dado está temporada Juanfran y Filipe han sido con el argentino de entrenador.

Sobre Mohit