Post-partido: Valencia 0-1 Atlético de Madrid

El Atlético tiró de oficio para clasificarse para la final de la Europa League tras vencer por la mínima al Valencia en su campo. Los rojiblancos saltaron al césped con la idea fija de no encajar ningún gol en la primera mitad. Para conseguirlo, los de Simeone se echaron demasiado atrás cediendo completamente la iniciativa en el juego a los ches. Aun y todo, la buena disciplina táctica con la defendieron los colchoneros impidió al Valencia generar ocasiones claras de gol durante el primer acto. Tanto es así que a pesar de tener casi el 70% de la posesión, los de Emery solo fueron capaces de tirar tres veces entre los palos de la portería de un Courtois que se redimió de sus errores en la ida realizando varias intervenciones de merito. La segunda parte comenzó mejor para los de Simeone, que adelantaron líneas buscando hacerle daño a la contra al Valencia. En esas llegó el golazo de Adrián tras un magnifico pase de Diego, que sirvió para dejar la eliminatoria completamente sentenciada.

El hecho de que Emery repitiera la misma alineación que utilizó en la goleada frente al Betis el pasado fin de semana (4-0), con la única excepción de Guaita por Alves en la portería, era un fiel reflejo de que el técnico vasco quería que su equipo dominara la posesión e intentara encerrar a un Atlético que venia preparado para jugar un partido de estas características. Los rojiblancos se mostraron solidos y compactos en todo momento, lo cual les permitió no regalar ningún espacio entrelineas a los jugadores de gran calidad y visión que tenia el Valencia en su segunda línea (Canales – Jonás – Feghouli). El hecho de que los de Simeone decidieron cerrar espacios interiores hizo que los laterales (Alba – Barragán) del Valencia recibieran el balón en ataque con muchos espacios por delante, pero sus centros fueron muy bien defendidos por centrales y los mediocentros rojiblancos, que ataron en corto a Jonás y Soldado durante todo el partido.

Aportación Gabi y cambio de sistema

Tras una primera parte en la que el Atlético, a pesar de echarse demasiado atrás voluntariamente, encontró dos situaciones muy claras para hacerle daño al Valencia, Simeone decidió cambiar su sistema para poder fortalecer al equipo en la recuperación y tener opciones de sentenciar la eliminatoria a la contra. En primer lugar, el técnico argentino decidió introducir en el campo a Gabi por Mario, en busca de adelantar la línea de presión. Además, decidió colocar a Diego en la demarcación de tercer centrocampista (con Adrián desplazado a la banda izquierda) para poder someter a Albelda y Parejo a una presión a la que no se vieron sometidos durante los primeros 45 minutos. La jugada le salió redonda puesto que en el minuto 60 Diego recuperó un balón en campo contrario, para acabar efectuando un pase largo preciso que Adrián controló magistralmente con el pecho para acabar sacando un zambombazo a botepronto contra el que nada pudo hacer Diego Alves.

El balón parado

Es un hecho que el técnico valencianista, en vistas de los problemas que tuvo el Atlético a la hora de defender esas acciones en el Calderón, puso mucho empeñó a la hora de preparar las jugadas estratégicas. Tanto es así que los jugadores ches entrenaron estas acciones en la misma mañana del partido. Pero durante el partido, el Atlético se mostró lo suficientemente solido como para no permitir a las ‘torres valencianas’ conectar ni un solo remate entre los tres palos tras lanzamientos a balón parado. Y tuvieron 10 saques de esquina y varias faltas desde los costados. La concentración con la que defendieron esas acciones los rojiblancos fue una de las claves por las que el Valencia no pudo marcar ningún gol en su campo, una circunstancia que solo se ha producido en dos ocasiones (de 28 partidos) en lo que va de temporada.

Los apercibidos y la expulsión de Tiago

Una de las mejores noticias del partido era que los cuatro apercibidos del Atlético (Perea, Miranda, Turan y Diego) no vieron ninguna tarjeta amarilla durante el partido. De hecho, Simeone retiró del terreno de juego a Turan y Diego para no arriesgar la posible cartulina cuando el partido empezó a caldearse. Pero en ese ambiente de tensión, el jugador de mayor experiencia internacional del Atlético perdió los papeles en una acción que le llevó a agredir a Soldado. Esa falta de inteligencia del luso hará que el Atlético no cuente con ningún recambio en el puesto de mediocentro en la final ante el Athletic.

El motivo del enfado de Tiago Mendes era que el árbitro pareció pitar penalti en una acción donde Tino Costa desvía la trayectoria de un centro al área desde la banda derecha con la mano. ¿Qué ocurrió? El colegiado esloveno Damir Skomina interpretó que fue el luso quien tocó el esférico con las manos y señaló el punto de penalti tras unos segundos de incertidumbre. Eso provocó una trifulca entre varios jugadores del Atlético y el Valencia del que salió muy mal parado Tiago. La jugada acabó en falta a favor del Atlético tras la rectificación del quinto árbitro.

Estadísticas escandalosas

-El de anoche es el undécimo partido consecutivo que gana el Atlético en la Europa League, lo cual le ha permitido igualar la marca de victorias consecutivas en competición europea que hasta ahora poseía el Barcelona en solitario.

-Falcao (32) y Adrián (18) llevan 50 goles en partidos oficiales está temporada. Han anotado el 57% de los goles totales del equipo.

-El Atlético no ha encajado ningún gol en el 46% de los partidos oficiales con Simeone de entrenador (12 de 26).

-El Atlético de Simeone ha marcado 17 veces el primer gol. Resultado final: 15 victorias y 2 empates.

El dato

La nota más negativa del partido fue desafortunada lesión de un Canales que ya había empezado a ver la luz al final del túnel tras recuperarse de la rotura de ligamento cruzado que le ha mantenido alejado de los terrenos de juego durante casi toda la temporada. Le deseamos una pronta recuperación.

PD: ¡Feliz cumpleaños Atleti!

Sobre Mohit