¡Campeones! Atlético de Madrid 3-0 Athletic Club

El Atlético se proclamó campeón de la Europa League tras vencer anoche al Athletic en el Arena Națională de Bucarest. Los rojiblancos pasaron por encima de los de Bielsa de principio a fin, no dejándoles apenas elaborar jugadas en campo contrario. A pesar de jugar con los mismos once jugadores durante prácticamente todo el encuentro, los colchoneros no escatimaron esfuerzos y se les vio trabajar con la misma intensidad y disciplina en defensa durante la totalidad del encuentro. Así las cosas, solo queda resaltar que los dos golazos de Falcao y la obra de arte de Diego en los minutos finales hicieron total justicia con lo visto sobre el terreno de juego. Con este triunfo, el Atlético suma el tercer título europeo en los últimos dos años, y además tendrá la oportunidad de añadir un nuevo trofeo a su palmarés el próximo mes de agosto cuando los de Simeone jugaran la supercopa de Europa frente al campeón de la máxima competición continental.

El Atlético salió al choque con la intención de ahogar la salida de balón del Athletic. Los mediocentros del conjunto vasco se mostraron incapaces de zafarse de la intensa y organizada presión a la que les sometieron los jugadores de segunda línea del Atlético, debido a la cual llegaron a perder varios balones en zonas comprometidas. El dominio territorial de los de Simeone era tal que llegaron a crear dos situaciones de gol durante los primeros cinco minutos del choque. Pero ni Adrián ni Diego estuvieron acertados en el remate final. El que sí lo estuvo fue Falcao, que tras recibir un buen pase en profundidad del brasileño en el minuto 6, se inventó un recorte mágico dentro del área para acabar situando el balón en la escuadra derecha de la portería defendida por Gorka Iraizoz. Nada más producirse el gol, Simeone le pedía a los suyos usar la cabeza y no perder la calma. Eso hicieron…  

A raíz del gol, los rojiblancos siguieron mostrándose solidos en defensa, donde los dos centrales (inmensos) amargaron la noche a un Fernando Llorente que a lo largo del partido no pudo rematar ni una vez entre los tres palos de la portería rojiblanca. El Athletic intentaba llevar la iniciativa en el juego, pero el hecho de haber encajado un gol tan temprano, posiblemente desanimó a unos jugadores jóvenes e inexpertos, que no mostraron en ningún momento el convencimiento para poder darle la vuelta a la situación. Tanto es así que a pesar de haber tenido más posesión que los colchoneros, solo pudieron poner a prueba a Courtois en una ocasión durante el primer acto. Fue en el minuto 25, cuando el belga tuvo que estirarse para rechazar un tiro desde fuera del área de Iker Muniain (desaparecido durante el partido y devastado al final). Por el contrario, los de Simeone tuvieron varias ocasiones claras a la contra, una de las cuales se convirtió en el segundo gol de un Falcao demostró con hechos que no hay delantero más demoledor que él dentro del área.

En vistas de que su equipo no era capaz de tener ningún tipo de consistencia en las transiciones ofensivas, Bielsa decidió dar entrada en el comienzo de la segunda parte a dos jugadores de creación como Iñigo Pérez y Ibai Gómez en sustitución del pivote Iturraspe y del lateral izquierdo Jon Aurtenetxe. Si es cierto que estos dos futbolistas les dieron más posesión y más presencia en ataque a los bilbaínos, pero el hecho de que los rojiblancos siguieran mostrándose de disciplinados y contundentes en defensa fue minando la confianza de un equipo que empezó a asumir demasiados riesgos a partir del minuto 60. De hecho, el cambio de Toquero por Ander transformó el 1-4-3-3 de Bielsa en una especie de 1-4-2-4, donde el equipo se rompía prácticamente tras cada perdida de balón en campo contrario. Así las cosas, solo era cuestión de tiempo que el Atlético rematara la faena en una contra. Falcao, Turan y Adrián lo tuvieron en sus botas, pero fue Diego quien sentenció la final con un gol solo a la altura de los grandes.

MVP: Radamel Falcao García

Hoy los goles han sido con la izquierda, la derecha ha sido de apoyo”. Con esa frase termino su comparecencia ante los medios de comunicación el que fue nombrado como mejor jugador de la final de la Europa League por segundo año consecutivo. En una temporada llena de altibajos, donde se llegó a cuestionar su capacidad goleadora y recibió algunos pitos de la afición en el Calderón, el colombiano ha acabado demostrando que es probablemente el mejor 9 del mundo en la actualidad. Sus números son escandalosos…

El ex del Oporto ha sido el máximo goleador de la Europa League en las ultimas dos temporadas. Además, los dos tantos de anoche le sitúan también como el máximo goleador histórico del segundo torneo más importante de Europa, en el que lleva anotadas 30 dianas en 31 encuentros. En total, el colombiano ha marcado 34 goles en 39 partidos en competición europea, que es una media de anotación igualada únicamente por el gran Gerd Muller (62 en 71), que fue uno de los verdugos del Atlético en aquella final de la Copa de Europa del año 74.

Tampoco podemos ignorar el dato de que los 35 goles oficiales que ha marcado Radamel Falcao García está temporada con la camiseta del Atlético le sitúan como el fichaje que mejor rendimiento goleador ha ofrecido a un equipo español en su primera temporada. Ni Cristiano Ronaldo (33), ni Ronaldo Nazario (30), ni Villa (23), ni Ibrahimovic (21), que costaron más que él, pudieron marcar tantos goles en su primer año.

El dato

Además de igualar a otros equipos españoles como el Real Madrid y el Sevilla en el numero de Europa League (antiguamente UEFA Cup) ganadas, el Atlético se sitúa en solitario como el equipo que más partidos ha ganado de manera consecutiva en competición europea (12).

PD: ¡Ole, ole, ole…cholo Simeone!

Sobre Mohit