¿2012? Año inimaginable, entrenador irrepetible

En una época en la que está poniéndose cada vez más de moda quejarse por factores externos obviando los desajustes internos, Simeone ha dado una lección de humildad y sensatez al frente del banquillo rojiblanco. Su mensaje ha sido claro, conciso, alejado de la filosofía barata y sin ninguna intención de desprestigiar al adversario. Quizá por eso es el técnico que más hondo ha calado en los corazones de los aficionados. Su pasado rojiblanco le ayudó sin lugar a dudas. Pocos entrenadores hubieran sido capaces de congregar a cinco mil fieles en su primer entrenamiento. Pero al cabo de doce meses los números hablan por sí solos y le dan la razón a un hombre al que muchos no creían capacitado para reconducir la difícil situación que atravesaba el equipo a finales del año pasado. Hoy la realidad es que el Atlético se encuentra 2º, 7 puntos por encima de su eterno rival y cuenta con una plantilla que, al igual que su entrenador, solo piensa en ganar. 

Los números

Equipo (Títulos)

P

V

E

D

GF

GC

DF

P / P

Barcelona (1)

63

49

9

5

174

61

+113

2.48

Borussia (2)

47

33

10

4

114

44

+70

2.32

Oporto (2)

45

32

7

6

91

33

+58

2.29

Juventus (2)

52

35

14

3

104

31

+73

2.29

Bayern (1)

55

38

9

8

126

35

+91

2.24

Real Madrid (2)

60

41

10

9

156

63

+93

2.22

 

La tabla de la parte superior expone los resultados de aquellos equipos del Top 6 Europeo que ganaron al menos un titulo durante el año 2012 y tienen mejor promedio de puntuación que los rojiblancos. O lo que es lo mismo, cualquiera que no aparezca en esa clasificación, ha tenido peores números que el Atleti de Simeone. Cabe destacar que los 6 son equipos punteros, que lucen la Champions en su palmarés (22 entre todos) y cuentan con plantillas infinitamente mejores que la de los colchoneros. Aun y todo, los madrileños se aferraron a la ambición de su técnico para acercarse peligrosamente a sus números… 

Atlético (2)

58

40

8

10

107

47

+60

2.21

 

Los records batidos

-Partidos oficiales sin perder (20). Lo situamos en 23. 20 v y 3 e. 53 gf y 18 gc (+35).

-Partidos oficiales ganados de manera consecutiva (11). Sumamos 13. 34 gf y 10 gc (+24).

-Victorias consecutivas en competiciones europeas (11). Sumamos 16. 40 gf y 9 gc (+31). Record absoluto.

-Victorias consecutivas en una misma liga (7). Sumamos 8. 21 gf y 8 gc (+13).

-Victorias consecutivas jugando como local (13). Llevamos 15. 38gf y 8gc (+30).

-Puntos sumados en liga hasta la jornada 17 (39). Sumamos 40.

-Victorias oficiales en un año de calendario (¿?). Sumamos 40 (69%).

Se le puede atribuir todavía mayor merito a estos logros si partimos de la base de que los ¡¡14 futbolistas!! que más minutos que han jugado este año estaban a disposición del anterior entrenador al comienzo de la temporada pasada. Los números son descomunales, pero se han producido gracias a algunos factores desencadenantes que han sido claves para estimular la confianza de un equipo que ya tuvo amagos de grandeza en el pasado reciente, pero que solo ha logrado consagrarse en la cumbre de la mano de un rojiblanco de pura cepa como Diego Pablo Simeone. Para mi los 6 aspectos claves han sido los siguientes…

El proyecto de Simeone

Cabe destacar a Simeone como el salvador del proyecto deportivo que emprendió el club tras las ‘fugas’ de  De Gea y Agüero en el verano del 2011. La propuesta parecía abocada a un fracaso irremediable desde el momento en el que dos rojiblancos ilustres como Kiko y Toni se desentendieron de ella. De hecho, casi media docena de entrenadores rechazaron ser los responsables de una plantilla cogida por alfileres, que había sido confeccionada sin ningún criterio deportivo en mente y que contaba con hasta 11 caras nuevas. A eso se sumó el aciago arranque de temporada, que agotó la paciencia de una afición que no se sentía identificada con su equipo. Pero nada de eso fue suficiente para amedrentar a un hombre al que siempre le apasionaron los desafíos más complejos. El argentino demostró tener agallas para poner la mano en el fuego por unos jugadores a los que los demás les habían dado la espalda. Estos hicieron el resto.   

Por todo lo anterior, es justo afirmar que Simeone es el único eje sobre el que se sostiene este proyecto. Su firmeza es tal que ni las constantes trabas puestas por la directiva han conseguido derrumbarle. Para cualquier otro entrenador la perdida de su hombre más relevante en el centro del campo habría supuesto un mazazo irreparable, pero para el argentino supuso un reto, que pasaba por exprimir el máximo potencial de actores secundarios como Turan o Koke, algo que consiguió con una inmediatez inigualable. También asumió con entereza las salidas de jugadores como Salvío o Domínguez, toda vez que se esmeró para acoplar a las nuevas piezas a su entramado táctico, con el fin de mejorar aun más las prestaciones de un equipo que ya salió campeón la temporada anterior. Tras lo visto en el tercer partido oficial de la temporada, damos fe de que cumplió su propósito con creces.

Irrupción de Falcao

Tras un año en el que ha encandilado a todos por su físico portentoso y eficacia demoledora, muchos ya no se acuerdan de aquel delantero que padeció la peor sequia goleadora de su carrera y fue condenado a la mediocridad por un entrenador que demostró no estar a la altura de su cargo. La llegada de Simeone resultó ser balsámica para Falcao, que pasó de ser un ariete desasistido a convertirse en el mejor delantero del planeta. El encumbramiento del colombiano respondió a la implantación de un estilo de juego solvente, que consistía en potenciar las virtudes colectivas y mitigar los defectos individuales.

Sus números en 2012 son verdaderamente apabullantes. El tigre ha jugado 48 partidos este año, en los que ha ‘fabricado’ el ¡¡¡54%!!! de los tantos (44 g y 6 a de 92) del equipo. Esto le ha servido, entre otras cosas, para pulverizar el record del club de goles anotados en liga en un mismo año (32). También es digno de mención el papel que desempeñó en las dos finales, donde anotó 5 tantos con su pierna menos buena, incluyendo un hattrick ante el vigente campeón de la máxima competición continental. A eso se suman algunas actuaciones estelares con su selección, con la que ha anotado 5 goles en 7 partidos.

Sin dependencias

A pesar de contar con algunos jugadores absolutamente irremplazables y con un importancia acentuada en el equipo, Simeone ha conseguido centrar el éxito en el buen hacer colectivo mas allá de las individualidades. Nadie rehúye de la idea de que Falcao es el emblema, pero lo verdaderamente encomiable es que sus compañeros también han aprendido a competir sin él. Es evidente que la ausencia de un jugador que marca casi la mitad de los goles del equipo se haría notar sobremanera en cualquier escenario, pero a pesar de eso el técnico ha cumplido su objetivo de dosificar al crack sin que el rendimiento del equipo decaiga. Las estadísticas así lo constatan…

ETAPA ANTES DE SIMEONE

 

P

V

E

D

GF

GC

Media Puntos

Con Falcao

19

8

3

8

32

27

1.42 / partido.

Sin Falcao

5

1

2

2

5

8

1.00 / partido.

 

ETAPA SIMEONE

 

P

V

E

D

GF

GC

Media Puntos

Con Falcao

48

33

7

8

92

42

2.21 / partido.

Sin Falcao

10

7

1

2

15

5

2.20 / partido.

 

Lo más sorprendente es que el propio futbolista no se haya quejado ni una sola vez por haberse perdido un  tercio de partidos oficiales en lo que va de temporada (9 de 27), algo que inevitablemente ha interrumpido su frenético ritmo goleador y posiblemente haya repercutido en su ausencia entre los aspirantes definitivos al Balón de Oro. Pero Simeone, que ha demostrado tener aptitudes de sobra para desterrar los egos del vestuario, está sabiendo gestionar muy bien la situación de su estrella, algo de lo que no pueden presumir ni siquiera sus homólogos en los banquillos del Barça y Madrid.

Partido a partido

Simeone tuvo muy claro desde el primer día que la única forma de dotarle de cierta estabilidad y consistencia a un equipo mentalmente tan frágil y autodestructivo como el Atlético es promoviendo la idea de no pensar más allá del siguiente partido. Así recortaron 8 puntos al 4º clasificado para quedarse a las puertas de la Champions la temporada pasada, y así han logrado encaramarse al segundo puesto en el presente ejercicio deportivo. Esa mentalidad ha sido clave para que a los jugadores no les haya entrado vértigo a pesar de encontrarse en alturas a las que no estaban nada acostumbrados. Así han podido certificar el mejor arranque liguero en la historia del club y van con paso firme hacía completar la mejor primera vuelta en términos de puntuación.

El manejo de los medios

No fue fácil para Simeone lidiar con la prensa madrileña, que aprovechó cada derrota para cuestionar sus conocimientos tácticos y puso toda la carne en el asador para desestabilizar al equipo tras los dos tropiezos ante el vecino de la ciudad. Pero el argentino hizo gala de sus innatas dotes de liderazgo en los momentos adversos para defender a los suyos ante las críticas de los medios, que finalmente no tuvieron más remedio que rendirse ante el carisma y la elegancia del míster, para así acabar otorgándole a su escuadra la trascendencia que merece un verdadero grande del fútbol europeo. El técnico ha inculcado tanto carácter al equipo que ni los incesantes rumores vinculando a las estrellas de la plantilla a diversos clubes adinerados del panorama europeo han podido quebrantar el espíritu de unión y compañerismo que se respira actualmente en la caseta rojiblanca.

Producto nacional y cantera 

 

Nombre

Minutos (% total)

1.   Thibaut Courtois

4500 (86.2%)

2.   Juanfran Torres

4216 (80.8%)

3.   Filipe Luis

4170 (79.9%)

4.   Radamel Falcao

3992 (76.5%)

5.   Gabi Fernández

3973 (76.1%)

6.   Diego Godín

3885 (74.4%)

7.   Joao Miranda

3838 (73.5%)

8.   Adrián López

3787 (72.5%)

9.   Mario Suarez

3312 (63.4%)

10.   Arda Turan

3011 (57.7%)

11.   Jorge Resurrección

2757 (52.8%)

 

Cinco de los once jugadores que más han jugado con Simeone en este año son españoles y tres de ellos canteranos. Para encontrar el último precedente tenemos que remontarnos a la temporada 2005/06, en la que Valesco, Pablo, López, Gabi y Torres formaban parte del once de Pepe Murcia. Seria irracional conjeturar que la presencia de españoles y canteranos haya potenciado el rendimiento del equipo, pero de lo que no cabe duda es que ha permitido recuperar, en cierta medida, la identidad a un club que históricamente ha apostado más por los de casa que los de fuera. También les ha servido para recobrar presencia en el combinado nacional, donde Juanfran va consolidándose gradualmente. 

Aspectos a mejorar

El Atlético ha perdido los últimos 13 partidos oficiales que ha jugado ante el Madrid (8) y Barcelona (5), 4 de los cuales fueron con Simeone en el banquillo. Es evidente que seria desproporcionado exigirle a los rojiblancos disputarles la liga a los dos gigantes, pero de ahí a que hayan pasado casi tres años desde la última vez que ganó a cualquiera de ellos es algo inadmisible. El técnico argentino, que ha obrado el milagro de sumar 40 victorias este año con un equipo que tiene severas limitaciones en la zona de creación, deberá poner fin a ese maleficio el año que viene. También es preocupante el hecho de que el Atlético haya perdido el ¡¡¡69%!!! de los partidos en los que encajó el primer gol (9 de 13) durante este año. Los colchoneros se han mostrado intratables con ventaja en el marcador (estuvieron 384 días sin que les remontaran), aunque han carecido de respuestas casi siempre que les tocó remar a contracorriente. Hay que corregir este defecto para dar el último salto en la escala de la competitividad…

Sobre Mohit