Previa Real Madrid – Atlético de Madrid

El Atlético buscara ganar su 10ª Copa del Rey el próximo viernes frente al Real Madrid. Los rojiblancos perdieron sus últimas 3 finales y llevan 17 años sin reinar en una competición que históricamente siempre se les dio bien. Los colchoneros llevan 14 años sin ganar al eterno rival en partido oficial, pero el último precedente de una final disputada entre ambos se dio lugar en el mismo escenario que la final de este año… y todos recuerdan como acabó aquella historia. La clave en esta ocasión estará en desactivar a Ronaldo, que lleva 6 goles en el torneo y 54 en total. Aunque nosotros no nos quedamos mucho atrás en la faceta ofensiva puesto que contamos con el pichichi del torneo y con un Radamel Falcao que buscará marcar su primer gol en el Santiago Bernabéu al mismo estilo que lo hizo otro mito rojiblanco como Paolo Futre hace 21 años.

Trayectoria del Real Madrid en la Copa

8 partidos, 5 victorias, 2 empates y 1 derrota. 19 goles a favor y 6 goles en contra (+13).

El Madrid comenzó su andadura en la Copa frente al Alcoyano, de segunda división B. Los blancos superaron la eliminatoria con suma facilidad, con un parcial de 7-1. La inferioridad del rival le permitió a Mourinho darle minutos a canteranos como Adán, Alex, Nacho, Morata, José Rodríguez o Cheryshev. En octavos los merengues se enfrentaron al Celta, que resultó ser un hueso muy duro de roer. Los gallegos contaban con un 2-0 a su favor en el minuto 86 de la ida, pero el gol de Ronaldo inclinó la eliminatoria a favor de un Madrid que resolvió con facilidad en el Bernabéu (4-0), con hattrick del luso incluido.

En cuartos los blancos se enfrentaron al Valencia. La ida (2-0) estuvo marcada por la polémica, debido a una serie de decisiones arbitrales que perjudicaron a los chés. En la vuelta (1-1) los de Mourinho administraron bien la ventaja a pesar de quedarse con 9 por las expulsiones de Di María y Coentrao. En semis el Madrid fue superior en todo momento al Barça a pesar de jugar la ida con una línea defensiva improvisada (Essien – Varane – Carvalho – Arbeloa). En el Camp Nou los madridistas dieron una lección de contragolpe, lo que les llevó a ir 0-3 en el 70’ sin haber concedido ni un tiro a puerta al Barcelona de Messi, Xavi, Iniesta etc.

Trayectoria del Atlético en la Copa

8 partidos, 5 victorias y 3 empates. 14 goles a favor y 4 goles en contra (+10).

Los de Simeone no encajaron ningún gol en la Copa del Rey hasta la vuelta de los cuartos de final. Y fue de penalti injusto en el último minuto con la eliminatoria completamente resuelta. Este dato de por sí solo refleja la importancia que ha tenido esta Copa en los planes del Atleti esta temporada. Tanto es así que los rojiblancos, que cayeron el año pasado en la ronda de dieciseisavos ante un segunda B como el Albacete, no han perdido ningún partido en su tránsito hasta la final de esta edición. Mucha culpa de eso la tiene Diego Costa, que es el máximo goleador del torneo (7) y ha marcado en todas las eliminatorias.

El Atlético sacó máximo provecho de su cuadro de enfrentamientos, en el que evitó a rivales de primera línea como el Málaga, Valencia, Barcelona o al propio Madrid hasta la final. Es evidente que enfrentarse a equipos coperos como el Getafe, Betis y Sevilla nunca es fácil, pero nadie puede negar que sea un gran alivio quitarse de encima a los seis primeros clasificados de la liga hasta el último partido. Aun así, los rojiblancos tienen un gran mérito por haber llegado a la final sin la presencia de su máximo exponente ofensivo en 5 de los 8 partidos que han disputado en el torneo.

La clave de la final

finalcopa

A diferencia de lo que ocurrió en el partido de liga que enfrentó a ambos equipos hace un par de semanas, en la final el Madrid tendrá más posesión que el Atlético. Es lógico. No es lo mismo jugar con Khedira – Pepe – Kaká en el centro que con Alonso – Modric – Ozil. Los de Simeone generalmente prefieren ceder la iniciativa y se sienten cómodos jugando a la contra. Ahí está la clave para los rojiblancos. Desactivar a los centrocampistas del Madrid para que Ronaldo no intervenga con peligro.

Dicen que es un suicidio presionar alto y jugar con la defensa adelantada frente al Madrid. Además, supone mayor desgaste físico y eso siempre es un factor decisivo en una final que puede durar 120’. Pero la realidad es que presionar bajo ante el Madrid en una final es como dispararse al pie. ¿Por qué? 1) El Madrid jugara con un centro del campo que rebosa talento y visión. Si les dejamos jugar, nos encerraran. 2) El Atlético no tiene ninguna salida de balón con Gabi y Mario. Si recuperamos muy atrás, no podremos salir a la contra.

Los rojiblancos deben entender que la necesidad táctica de este partido es evitar que jugadores como Alonso, Modric u Ozil se sientan cómodos con el balón en sus dominios. Pero las finales no se ganan solo desde la pizarra. Hay que apelar al esfuerzo. El Atlético no puede, en ningún momento, sentirse cómodo cuando su rival domine el juego. Debe ahogar sus transiciones. Debe achicar el campo e intentar presionar en cada metro del mismo. Llevamos 14 años sin ganar al Madrid, pero hace 21 ganamos la última final que nos enfrentó a ellos.  Y aquel día no les dejamos respirar.

Sobre Mohit