Manzano: El rotador compulsivo

Está claro que todavía no estamos en esa fase de la temporada en la que se pueden sacar conclusiones definitivas sobre las expectativas del equipo y el trabajo del entrenador. Pero teniendo en cuenta que Manzano parece no darse cuenta de lo evidente y puede que siga empeñado en repetir los mismos errores que han relegado al equipo a la mediocridad en este inicio de temporada, es hora de hablar del disparate más grave que ha cometido el entrenador jienense hasta ahora: las rotaciones. El actual técnico rojiblanco ha probado todas las combinaciones posibles, las imposibles e incluso las impensables. Empezó la temporada con un 4-4-2, que se convirtió automáticamente en un 4-3-3 con la marcha de Forlán y la llegada de Falcao. A partir de entonces, un sinfín de rotaciones en todas las líneas han acabado por destrozar el buen ánimo con el que comenzaron los jugadores esta nueva campaña, y han hecho entrar al equipo en una dinámica negativa tras no haber sido capaz de ganar ninguno de los últimos seis partidos oficiales.

LINEA DEFENSIVA

El técnico andaluz ha probado 10 zagas distintas en los 15 partidos hasta ahora. La más utilizada (Silvio (9) – Miranda (11) – Domínguez (10) – Filipe (12)), a pesar de ser formada por los jugadores que más han jugado, solo ha sido alineada en 3 ocasiones (20% de los partidos). También son habituales los cambios de demarcación dentro de la defensa. Un claro ejemplo de ello es Perea, que aunque parezca increíble, ha jugado más partidos como lateral derecho (5) que como central (4). Por su parte, experimentos como colocar a Juanfran en la demarcación de lateral pudieron costarnos algún disgusto bastante importante.

LINEA DE MEDIOCAMPO

Aunque parezca mentira, las rotaciones en el centro del campo superan con creces las que hemos observado en la línea defensiva. Para empezar, Manzano ha apostado por ¡¡¡11 combinaciones!!! distintas en la zona de creación en este primer cuarto del campeonato. Pero lo peor en este caso es que no solo cambian los nombres, sino todo el sistema. El entrenador andaluz apostó por jugar con dos mediocentros en la primera eliminatoria de clasificación para la Europa league. A partir de entonces, seis veces apostó por jugar con tres jugadores en la media y en siete ocasiones ha decidido alinear a cuatro futbolistas en el centro del campo. Lo más chocante de esta estadística no es que Manzano nos haya hecho jugar el 47% de los partidos con un sistema (rombo) completamente obsoleto, si no que en tres de estas siete ocasiones, contábamos con Perea en el puesto de lateral derecho, teniendo que quedarse con TODA la banda (uno de ellos fue la goleada sufrida ante el Barça y otro, el esperpento que se vivió ante el Rennes).

Debido al hecho de haber cambiado repetidamente el sistema y los jugadores que lo componen, el Atlético no ha podido jugar aún con una misma combinación de centrocampistas en más de dos ocasiones. Los jugadores más utilizados son Mario (11), Gabi (11), Tiago (9) y Diego (8). El hecho de que el trivote Mario – Gabi – Tiago haya sido alineado en hasta seis ocasiones (2 v, 2 e y 2 d) es simplemente inexplicable. Y más aún cuando no ofrecen nada ni en defensa ni en ataque. De hecho, hemos encajado 6 goles (y marcamos 7) en los 6 encuentros que jugamos con ellos de inicio. En cambio, en los otros nueve partidos solo encajamos 5 (y marcamos 15). Pero la estadística más sangrante es que, sin ellos en el equipo titular, hemos podido ganar 5 partidos, empatar otros 3 y perder tan solo 1. Extrapolando estos datos a una temporada entera de liga, sumariamos 76 puntos. Con ellos en el once, nuestra progresión es de apenas 51 puntos.

JUGADORES DE BANDA

Como hemos dicho anteriormente, Manzano ha apostado por jugar sin jugadores exteriores en hasta siete ocasiones. Pero incluso las pocas veces en las que ha decidido alinear a interiores / extremos de INICIO (ha acabado la mayoría de los partidos con dos jugadores exteriores), no ha tenido ningún criterio ni continuidad en cuanto a los futbolistas elegidos. Reyes y Salvío (3 veces jugaron juntos) fue la pareja habitual en el inicio del campeonato, pero el último partido en el que ocuparon las dos bandas del ataque colchonero fue ante el Vitoria Guimarães (0-4). Por su parte, Reyes – Turan, que en principio parecían los titulares, solo han jugado juntos por los carriles en dos ocasiones (ante Racing y Sevilla en casa).

DELANTERA

Al comienzo de temporada dijimos que era entendible que Manzano aceptara el traspaso de Forlán puesto que tenía la idea fija de jugar con un solo delantero. Pero tras los primeros 15 partidos oficiales, nos encontramos con que el ex técnico del Sevilla ha jugado en 9 ocasiones con dos delanteros (60% de los partidos). Lo peor de esto es que todavía no entendemos los motivos de este repentino cambio de idea. Según las estadísticas, el Atlético solo ha podido marcar 8 tantos (encajó otros tantos) en los 9 encuentros (3 v, 4 e y 2 p) que jugó con dos arriba. En cambio, los 6 partidos (4 v, 1 e y 1 d) en los que hemos empezado con un solo punta, pudimos marcar casi el doble (14 – 8 ) y encajamos menos que la mitad (3 – 8). Por su parte, en los 6 partidos que Falcao jugó acompañado por un segundo delantero (¡¡1 v, 3 e y 2 d!!), solo fue capaz de anotar 2 tantos. En cambio, las 4 únicas veces que empezó jugando solo en punta, marcó 5, incluyendo un hattrick espectacular ante el Racing de Santander.

El problema de jugar con dos delanteros no solo es que le hace perder consistencia, posesión, amplitud y finalización al Atlético (aunque Manzano no quiera reconocerlo), sino que además, el entrenador tampoco parece tener claro el perfil de jugador que necesita para poder ayudar a Falcao. De hecho, ni Adrián (en 3 ocasiones) ni Reyes (2 veces) ni Turan (1 vez) fueron capaces de anotar en los encuentros que jugaron como segundos delanteros detrás del ariete colombiano.

RESUMEN

Falcao ha jugado como referencia única, de inicio, en 6 partidos de los 10 en los que ha estado disponible (60%). Diego ha jugado de ‘10’ (mediapunta de creación) en 5 de los 9 partidos en los que ha estado a disposición del entrenador (56%). Por su parte, Turan ha jugado de interior en 3 de los 9 partidos en los que ha estado disponible (33%). Pero lo peor es que los tres han jugado JUNTOS, de INICIO, en el puesto donde mejor rendimiento pueden ofrecer al EQUIPO, en tan solo dos ocasiones (4-0 vs. Sporting y 0-0 vs. Sevilla).

La anterior es solamente una de las innumerables estadísticas que dejan delatados a un Gregorio Manzano que a pesar de asegurar reiteradamente que tiene MUCHO mejor plantilla que la que tuvo en su anterior paso por el Atlético, de momento ha podido sumar los mismos puntos (10) y anotar únicamente dos goles más (9 a 7) que aquel equipo a estas alturas (jornada 8). Está claro que los Ibagaza, Nano y Novo de aquella época no tienen ni punto de comparación con los Diego, Turan y Reyes de ahora, pero la incapacidad de Manzano a la hora de elegir UN sistema competitivo y colocar a los mejores jugadores de los que dispone en el puesto donde mejor rendimiento pueden ofrecer al equipo, están haciendo que este Atlético este lejísimos de su máximo potencial.

Sobre Mohit